Reseña número siete de la megacorporación Sol Negro: Kingsley Warlock

domingo, 12 de diciembre de 2010

Después de un tiempo perdido he regresado de los despachos privados de Sol Negro con más información confidencial. Preparaos a conocer el poder de un nuevo CEO: Kingsley Warlock.

Estadísticas
Kingsley nada menos que Ataque 5 y Daño 6, cosa que deja clara la mitad de su arquetipo. Por contra, ocho es una defensa más bien bajita, pero compensada por ese punto de armadura y esos enormes 16 puntos de vida. Su resistencia está en la media de Sol Negro, 10, al igual que su movimiento de 20/30. Recarga tres de cuatro acciones.
Como Arkham antes que él Kingsley posee dos puntos de directriz, un valor medio y aceptable.

Magia de sangre, su primera habilidad, nos indica que Warlock perderá un punto de vida cada vez que emplee una de sus habilidades especiales de magia. Tsk, así que cuanto más lo usemos más se irá desgastando... pero como en líneas sucesivas comprenderéis, dichas habilidades bien valen el alma del controlador.
Maldición de Damballa es la más letal de todas ellas. Un simple ataque 5/6. ¿Difícil de colar? Oh, sí, pero si entra meterá nada menos que Sello, Cegado, Condena y Lentitud, todos a nivel dos y bajo un único efecto 16. En resumen: la Maldición inutilizará por completo a cualquier unidad que no logre escapar de ella. Sencillo pero sublime.
Diable Tonnere es un ataque a distancia 5/5, tampoco muy impresionante por sus valores, pero con la nada desdeñable capacidad de envenenar al objetivo, también a efecto 16 y con nivel 2. No está mal, no está mal...
Por una acción Ayizan es una habilidad especialmente agradecida contra Samael o Wissenshaft. Aunque sin mantenimiento, se trata de una copia de Sombra de la Luna de Deadmoon: si el rival se encuentra a más de 20 cm, no tiene Línea de Visión con nuestro controlador. Y en una organización como esta, os conviene que vuestros CEOs no mueran en el primer turno.
Para acabar, y por una acción también, tenemos Ogoun: si Kingsley sufre daños, y siempre que dicho daño no acabe con su vida, la unidad responsable sufrirá exactamente el mismo dolor a efecto 14. ¿Pero qué tenemos aquí? ¿Una versión mejorada y abaratada del reflejar daño de Ayl? Pues sí: aunque su efecto sea menor y sólo afecte a Kingsley, personalmente opino que dará mucho juego.

Tácticas
La variedad de habilidades con las que cuenta Kingsley le hacen un personaje comodín, bastante capaz de hacer casi de todo, si bien siempre centrado en el combate: deberá estar cerca del enemigo para poder endiñarle con la Maldición o Diable, y sólo si el enemigo le ataca encontraremos utilidad a Ogoun. Así pues, lanzad al bueno de Warlock a las cercanías del combate, siempre acompañado de alguna escolta de Types-005 o muerto equivalente para apoyarle. Eso sí, aunque Maldición sea un ataque increíble si entra su coste es más que relevante por lo que no abuséis de él a menos que queráis que Warlock muera. Podrá resistir algunos ataques pero si lo rascan mucho, caerá. De hecho, una vez trabado en combate posiblemente sea más rentable activar Ogoun y dedicarnos a esquivar al rival o soltarle ataques básicos. De ese modo tal vez logremos controlar por cuánto nos entra el ataque, de modo que sea suficientemente poco como para que siga vivo pero lo bastante elevado como para hacer sudar al rival al realizar ese Control de Resistencia.
¿Y qué hay de Ayizan? Perfecto si nos enfrentamos a un grupo de disparos. Activadlo en cuanto podáis y mandad a Kingsley a su bola por algún flanco de forma que pueda combinar esta habilidad con la escenografía y evitar esos malditos disparos, antes de que llegue la hora en que cargue contra ese mago despistado...

La Gnosis y Kingsley
Básicamente, yo uso la Gnosis para asegurarme de que la Maldición de Damballa entre, ya que todo su poder radica en los efectos (no tiene bonos al ataque).

Cartas de ventaja

Don de Rafael: opción más que obvia si vamos a utilizar con mucha frecuencia sus habilidades. Por no hablar de que no le viene mal a un guerrero de su clase, que entrará en combate tan pronto como pueda por regla general.
Lazo de Control: un efecto 16 ya es temible, pero convertido en 17 puede hacerle la vida imposible al enemigo. Y convertir el bajo efecto 14 de Ogoun en un efecto medio de 15 tampoco disgustará a los jugadores de Sol Negro.
Piedra de Sangre: el objeto que viene con Kingsley. Si bien es un poco caro para lo que hace, los niveles de ventaja no suelen ser un problema en grupos con muchos no muertos, y recuperar vida a la vez que la quitamos siempre es algo estimulante.


Puntos débiles

No son ataques básicos pero lo parecen
El gran inconveniente de Kingsley es que sus dos ataques especiales no aumentan ni el ataque ni el daño por lo que dependerás exclusivamente de los dados (ese crítico anhelado) o de tu estrategia (unidades sin acciones) para asegurarte de que haga su efecto.
Guerrero místico... ¿o místico guerrero?
Aunque posee un buen daño y puntos de vida, Kingsley es más un mago que un guerrero y su defensa ocho y naturaleza de sus habilidades así lo demuestran. Aseguraos siempre de que Kingsley vaya con apoyo (o que actúe como apoyo), o de lo contrario le lloverán los ataques y, casi con toda seguridad, se unirá a las filas de cadáveres "recuperados" por Sol Negro.

Con esto llegamos al final de otra reseña. Ahora os dejo, tengo la sensación de que un par de tipos trajeados me vigilan desde la farola que hay frente a mi ventana... Hasta muy pronto.

2 Comentarios:

Seiya dijo...

Tengo ganas de vera este personaje en mesa, porque a veces le veo tocho y otras algo blando, a ver si en el HELS III se ven no-muertos ya y sacamos conclusiones sobre Kingsley. Mu wena reseña compañero (he tardado, pero me la he leído :P)

karring dijo...

Pues vaya si se vio a Kingsley en el Hels. De hecho me tuve que enfrentar a él (me sentí traicionado XD) y aunque no es una unidad "definitiva", da mucho de que hablar.